Las organizaciones de hoy prosperan o mueren dependiendo de la rapidez con la que pueden adaptarse a los consumidores disruptivos y entornos empresariales. Los equipos eficaces generan, evalúan y desarrollan nuevas ideas convirtiéndolas en proyectos empresariales. La buena noticia es que esto se puede aprender.

Conviértase en un equipo generador de soluciones:

  1. Construye una cultura apta de innovación en su equipo y organización.
  2. Emplear pensamiento “outside-in” para empatizar con tu cliente o usuario final.
  3. Emplear diseños de avisos y restricciones —deseabilidad, factibilidad, viabilidad— para enfocar la creatividad de su equipo.
  4. Promover un enfoque de “construir para pensar” con el prototipado rápido y constante retroalimentación de los usuarios.
  5. Transformar ideas en nuevas soluciones o proyectos empresariales, influyendo en los principales tomadores de decisiones.
  6. Desarrollar presentaciones concisas y contundentes para vender tus ideas a inversionistas, directores y otros tomadores de decisiones.

Mostrando un retorno sobre la inversión concretamente medible:

  1. Mayor compromiso en todo el personal.
  2. Crear una fuente de ideas viables para incrementar la rentabilidad, la eficiencia y/o bienestar.
  3. Aumento de tu marca de talento para atraer innovadores dinámicos a tu equipo.
back to top