A positive NO
A positive NO

Un NO positivo – sí es posible

En días recientes un tema recurrente con clientes ha sido la aparente incapacidad o dificultad latinoamericana (por no decir del mundo entero, acostumbrado a querer complacer a todos) de decir ‘no’ ante solicitudes imposibles, agendas saturadas o simples diferencias de opinión. Pareciera que es tal el estigma de la palabra de dos letras que preferimos aceptar las imposibilidades, para elaborar después las excusas más churriguerescas con tal de no decir ‘no’. La negativa incomoda. Nos da temor caer mal, parecer tercos o simplemente perder el negocio/cliente/amor/amigo (la lista es infinita).

Les quiero confesar que no sólo es posible decir ‘no’, es sano. Los límites, desde la más temprana edad de un ser humano, hacen bien. Son necesarias y benéficas para el individuo y la relación – sea laboral, romántica, familiar, etc. Nos dejan claros los parámetros y nos dan sustento y confianza para probar nuevas cosas. Pero entendiendo que nos causa incomodidad decir que no, por todo lo anterior, quiero compartirles que sí es posible dar un ‘no’ positivo.

Un ejemplo que viví como director de cuenta en una agencia de publicidad en México: “Ale, necesito los cambios de la campaña en televisión, radio y prensa para mañana.”

  • Respuesta 1: “Sí. Está bien.” Esta respuesta implica rebasar límites personales y profesionales que difícilmente se vuelven a restablecer. La solicitud es imposible de lograr de 24 horas. Se abre la posibilidad de hacer el trabajo mal o de mala calidad, o simplemente de quedar mal porque es muy poco tiempo.
  • Respuesta 2: “No. No se puede. Lo siento mucho.” Esta respuesta muestra intransigencia y poca disposición a resolver el problema. El coraje que nos da la propia solicitud a veces nos lleva a esto, pero hay que evitarlo.
  • Respuesta 3: “Entiendo la necesidad de velocidad con este tema, pero en 24 horas es imposible hacer lo que me pides. Te propongo en 24 horas entregarte los cambios en la campaña de televisión y en 48, las de radio y prensa. Necesito coordinar a muchas personas para lograr esto y no quiero quedarte mal.”

Esta última respuesta no sólo abre la puerta al diálogo entre las dos partes, para encontrar soluciones en conjunto, sino que muestra una disposición hacia la transparencia y la colaboración como elementos primordiales de la relación profesional.

Nuevamente, no se trata de gritar NO a los cuatro vientos de ahora en más y aguantarse las consecuencias. Se trata de ser consciente de la situación y explicarla en todos sus aristas. Un ‘no positivo’ ofrece una explicación de por qué la respuesta es negativa y después proporciona las alternativas posibles o las opciones más atractivas para que se pueda resolver la situación.

Créanme, se agradece la honestidad de quien habla con la verdad de un NO bien pensado. Y se sorprenderán de los resultados y relaciones fortalecidas que surgen de este tipo de diálogos.

https://conversari.com/es/archives/staff/alejandra-gomez-kraus-2

Creemos que las organizaciones pueden construir sus futuros ahora enfocándose en la experiencia del cliente, las relaciones a todos los niveles y creando culturas de inovación. Trabajamos en conjunto con las organizaciones e individuos ayudándoles a definir, alinear y accionar su estrategia, el modelo de liderazgo y las formas de comunicación.

Diseñamos programas a la medida de consultoría facilitada y capacitación que crean culturas congruentes y equipos de alto impacto. Demostramos retorno sobre la inversión en productividad, imagen y fectividad.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!